Museo de viejas tragaperras

65.jpg

El Museo de Apuestas de Nevada alberga la parafernalia relacionada con apuestas más interesante y rara que haya visto jamás. Angelo Petrini es quién ha hecho la mayor contribución al museo, eligiendo máquinas tragaperras de su colección personal y donándolas al museo que ha estado coleccionando viejas máquinas tragaperras y artículos de apuestas durante mucho tiempo.
Petrini, dueño del Delta Saloon ha estado fascinado por un tiempo con las máquinas tragaperras, las apuestas, y los orígenes de ambas. La colección excepcional tiene algunos de los juegos más extraños, tales como una mesa original de faro (un juego de naipes en el cual los jugadores colocan sus apuestas en una mesa especial) y un ábaco para el puntaje.
A pesar de que hay muchos elementos de apuestas inusuales en el museo, lo que atrae más a la gente es la colección de las máquinas tragaperras. Hay más de 100 máquinas tragaperras antiguas en una habitación que son realmente impresionantes. Cuando se empezaron a fabricar las primeras máquinas tragaperras, a fines de los años 30, no sólo formaban parte del entretenimiento, sino que eran consideradas obras de arte.
Si se da un paseo por todo el museo, se puede encontrar una sección en donde se exponen varias maneras de hacer trampa en los juegos. Es increíble aprender acerca de los diferentes métodos que las personas desarrollaron para hacer trampa en las máquinas tragaperras o incluso en los juegos de mesa, y algunas de las soluciones son realmentemuy creativas. Ya sea que se interese en conocer los orígenes de las apuestas o si simplemente se pregunta cómo se ven las máquinas antiguas de tragaperras, este museo es un lugar que encontrará muy entretenido.


Close